lunes, 15 de agosto de 2011

LOS TEMPLOS DEL ESTILO


A ver si nos aclaramos... El gilipollas ese que dijo que la arruga es bella no había pisado un "Bershka" en su puñetera vida.

Sí, porque el hecho de que una es mayor no lo demuestran ni el espejo, ni la madurez... ni siquiera que un mocoso de 20 años te llame "señora" y de usted...

No; el hecho de que definitivamente estás convirtiéndote en un fósil se pone en evidencia el día que entras al Bershka, o al Strafalariuss, o a alguno de esos templos del pre-à-porter de las Barbies clonadas y, cuando tras llevar más de 20 minutos dando vueltas sin que las chicas te hagan ni puto caso, cuando al fin te acercas a la dependienta (la reconoces porque es la única que dobla la ropa, porque, por lo demás, su aspecto -flacucha, modernísima, hipermaquillada y tecleando por el ipod, o iphone, o comocoñosellame mientras realiza su cometido-) y le comentas que estás buscando un vestido blanco, de algodón, tipo ibicenco y con tirantes... en fin, un vestido de verano, fresquito, de los que han vendido toda la vida en los mercadillos de las playas, te mira de reojo, con desconfianza, como si fueras  una momia del Museo Británico que acabase de abandonar su confortable sarcófago con el fin de ir a comprarse ropa para la boda de Tutankamón VI y hubiera decidido aposentar sus reales vendas en ese templo del estilo y la elegancia para complicarle la vida a ella, que se hallaba en ese momento tan ocupada tecleando en el muro del facebock que la ensalada mixta del almuerzo le había producido retortijones y había hecho caca ya cuatro veces en lo que iba de tarde, pero que seguro que se recuperaba para la fiesta de esta tarde.. Y en fin... ahora vuelvo, teclea la niña al final, que tengo una vieja pesada que no sé qué demonios quiere.

Y es entonces cuando, al fin, la torda se gira hacia tí,  te mira desde su 1'75 , hace aletear sus kilométricas pestañas, entorna los ojos, amohína los morritos (mientras tú haces cálculos de que si el tiempo que emplea en maquillarse y colocarse todos los accesorios por la mañana y desprenderse de ellos por la noche lo emplease en estudiar seguramente estaría como directora de la NASA) y  te suelta con bastante mala baba:
"Lo siento, pero aquí no trabajamos prendas clásicas"

Y a tí te entran ganas de decirle que clásica será su puñetera madre, y que para prenda ella misma, y que si lo único que quieren que entre por la puerta son niñas hipermaquilladas que no suban de la talla 38,  lo  que tienen que hacer es reformar el acceso al local, y en vez de esa entrada tan poco práctica, sin cristal ni nada, que las pobres en Invierno se tiene que quedar como un chupete, que pongan una puertecita como las de los Imaginariun, pero recortada a lo ancho en vez de a lo alto.
Y que esas boutiques sean como el reino de los Cielos.

Que sólo pasen las que quepan por el ojo de una aguja.

9 comentarios:

Sara dijo...

Qué razón tienes! Es imposible poder comprar algo aparentemente inocente y normal en algunos lugares y mucho mas cuando, aquello que queremos no esta en el top ten de la moda. Al final, todos vestimos igual, repetidos. Supongo que hay que saber escoger... si nos dejan.

Mi Sitico dijo...

Genial!, es así y, que conste que muchas niñas de 18 tampoco entran por la misma razón, ya no es que seas mayor ni gordita, es que atienden (si eso se llama atender) de pena, parece que les vienes a molestar... ufff! ¡Qué ancha me he quedao!

kaskero dijo...

Pero el Bershka no es ese lugar al que entras a tomarte un cubata porque la música que tienen en el interior se oye a kilómetros y para atraer a los fiesteros???

jairo F.Quindós dijo...

Mina que verdad, yo no soy de comprar mucha ropa la verdad pero a mi me pasa con las tallas, es que tenemos que ser como van nark der loo o como se diga, en fin yo lo comparo con sprinfield tu caso y en fin que camisas hay pero lo quie es pantalones...la 50 no existe para ellos, y encima lo de los dependientes es de traca, deben sacarlos de granja.,
menos mal que estamos por encima de ello.

mina dijo...

Hola a tod@s:
Me llena de orgullo y satisfacción saberme tan comprendida, y yo creo que Jairo ha dado en el clavo; los y las sacan de una granja... De hecho, yo creo que los podrían formar en una casa, tipo Gran hermano, y pasar el proceso por la tele...
Tiempo al tiempo...

La Perfida Canalla dijo...

jajajaja
LLoro con la risa
jajajaja
A veces era para darles una colleja a las muy petardas...
jajaja

Coccinellidae. dijo...

Es que tú también...ir a buscar un vestido ibicenco a Freshka...Vete a stradivarius mujer! Y las de Freshka pueden decir misa porque esa ropa fashion que venden ahora es la que se llevaba hace mil años, si contar esos pantalones que parece que llevas una semana cagando en ellos no favorecen ni a las más divinas.

Lili dijo...

Que bueno!!!
Yo al Fresca ya no voy: casi todas las dependientas podrían ser mis hijas (que sólo tengo treinta-y-alguno-más, pero si me hubiera quedado embarazada a los dieciséis...) y me hacen sentirme viejaviejavieja/anticuada/pasada de moda/fatal.
Un beso!!!

Leonor dijo...

JAJAJAJA.... De verdad... me peto de la risa. Hacía tanto que no me reía tan a gusto... Muchas gracias por tu ingenio al escribir y por alegrarme la tarde. Lo necesitaba después de llevar ya casi un mes de cama por la puñetera rodilla que se me rompió y no se quiere cerrar.

Ni te cuento lo mal que lo pasaba cuando mi hija me obligaba a acompañarla al templo de las Barbis jajajaja...

Besazos