domingo, 7 de agosto de 2011

¡¡ CÓMO HEMOS CAMBIADO !!


Afortunadamente, y para el consuelo de todo el mundo, la vida es condescendiente y siempre nos acabamos encontrando a alguien a quien el paso del tiempo ha tratado muchíiiiiiisimo peor que a una misma.

Porque si existe un delito para el que debería permitirse la pena de muerte, éste es la organización de fiestas de ex-alumos.

Y es que hay que joderse, con la de cosas estupendas que tienen los americanos y les hemos tenido que plagiar esa horterada ridícula de organizar, al cabo de los años, patéticas reuniones de ex-alumnos, que no sirven más que para reencontrarte, no con tus antiguos amigos... sino con tu pasado.

Pero está bien, porque es un poco como jugar al retrato de Dorian Gray...


La cosa consiste en que hay un tipo (o tipa) que por lo general en el Insti nos había pasado a todos desapercibido, pero que como no ha hecho nada decente con su vida desde que sacó a bailar a la reina de las fiestas de pueblo (y de eso hace más de treinta años... y porque ella llevaba una borrachera del 15...), se plantea la feliz idea de reunir a toda la promoción del 84, alquilar una sala de fiestas cutre, reservar mesa en un restaurante caro, llamar a un amigo suyo que fue el la época disckjockey de la BBC (bodasbautizosycomuniones) y luego dedicarse a rebuscar en los catálogos de estudiantes para dar con el paradero de todos los componentes de le promoción. Y así se lía a llamar a los teléfonos que aparecen en los archivos escolares y empieza la aventura...
... Una aventura que irá contando a la totalidad de los invitados, a medida que contacte con ellos, y que repetirá la noche del evento a todos aquellos que no finjan una imperiosa necesidad de visitar la toilette cada vez que se les acerque...

De modo que el filántropo (o filántropa) se lía a llamar a toooodos los teléfonos que aparecen en la guias, y  que en realidad, al ser los datos de hace más de 25 años, ya no corresponden a los ex-alumnos, sino a sus familias (ex-familias en algún caso, porque algunos de ellos han acabado con sus padres como el Rosario de la Aurora y lo único que consigue el relaciones públicas cuando los llama es que, en vez de darle el teléfono de su hijo, le den para él el recado de que a ver si les devuelve de una puta vez los 20.000 euros que le prestaron para la entrada del piso...) Claro que en la mayoría de los casos lo que se encuentra al otro lado de la línea es a una amable pareja de ancianos que le dan, no sólo el teléfono, sino una conferencia sobre su retoño: que vaya carrera ha hecho, que está de director en una fábrica, que tiene dos hijos que son los más guapos del mundo....
En otros casos, quien está al otro lado del cable es el mismo interesado, que o bien no se ha casado, o bien se ha divorciado y como con la pensión de manutención no le da ni para comprarse una tienda de campaña  ha tenido que volver a casa de sus viejos... O bien ha mandado a los autores de sus días a la residencia ("¿Dónde vais a estar mejor que allí, que os guisan, os limpian y os lavan la ropa, y sin tener que andar de arriba para abajo todo el día?... Este chalet ya se os queda grande, os da mucho trabajo, sobre todo el jardín de 500 metros cuadrados.....") y se ha autoproclamado heredero universal de la casita, el huerto de alrededor, el garaje , la moto de 250 y el BMW de papá.

Pero estos tipos (los promotores de fiestas nostálgicas, digo) suelen tener un aguante a prueba de bomba y al final consiguen congregar a tranquilamente tres cuartas partes de la promoción, que la noche del fiestorro se presenta engalanada como para una boda gitana: maquillaje a toneladas, tocados de peluquería y tacones de aguja para ellas y corbatas, relojes de marca y billeteras cargadas de tarjetas de crédito para ellos... Y una buena profusión de cabezas rapadas que ocultan calvicies inclementes y medias en color destinadas a cubrir la varices.

Y llega la hora de la verdad: la hora de ver que la que fue la chica más atractiva de la clase es ahora una matrona de cerca de 80 kilos que lleva una túnica como las de Denmis Roussos, y que la fea de la cuadrilla, o bien por los beneficios de la soltería a la que su físico la abocó irremisiblemente, o bien porque se acabó creyendo aquello de que la belleza está en el interior y consiguió sacar partido a sus cualidades, se ha convertido en una atractiva y esbelta cuarentona. Y que el Pitagorín del que toda la clase se reía por sus inventos de Profesor Franz de Coopenhague es ahora director de un instituto tencnológico en Massacuhussets y cobra una pasta gansa, y que esa nena tan calladita y tan retraída que se sentaba al final de la clase es ahora propietaria de una cadena de tiendas de moda, y que el pijonauta guaperas de familia bien y podrido de dinero que miraba por encima del hombro a todas sus compañeras se acabó casando con una espabilada que se dejó hacer tres hijos en cinco años y ha terminado reparando neumáticos en un taller de carretera mientras que su ex convive con otro fulano y disfruta de su casa, de sus coches y de su dinero...

¡¡ Pero lo mejor está todavía por llegar... !!

Y es que, la que era tu compañera de pupitre, que te odiaba secretamente, que te quitó los novios abusando de tu confianza,  que te iba poniendo verde, que contaba mentiras de ti a a todo el mundo, que hizo todo lo posible por arruinarte la vida, y que se presentó en la fiesta rodeada de glamour, contando que vivía en París a todo lujo, que trabajaba en un salón de belleza de la firma L'Oréal, que era la mujer de confianza de la directora del negocio, que era propietaria de una pequeña y coquetísima buhardilla en la rive gauche, a orillas del Sena, y que aisistía a las más exquisitas fiestas de sociedad de la capital francesa, se te apareció una noche, durante unas vacaciones en París, mientras paseabas con unas amigas por la parte más cutre del barrio de Montmatre, elegantísima, tomando a un señor por el brazo, camino de un hotel, mientras un fulano de aspecto sospechoso guardaba en su cartera la pasta que el acompañante de la chica le acababa de entregar.

5 comentarios:

Coccinellidae. dijo...

vaya forma más elegante de explicar que tu excompañera/enemiga escolar se ha convertido en prostituta, jujuju jajaja!

Sara dijo...

No he parado de reirme, tienes razón en todo!!! Maldita moda de reunir a la gente, si no les has visto en en 10 o 20 años, será por algo no?. Aqui tienes a una nueva seguidora!

David C. dijo...

jaja así pasa en verdad.

Alberto dijo...

Parece la canción de tu bienamado Sabina, "todos menos tú". Una fauna variopinta, divertida y bastante real.

Hogar CRECER dijo...

Hola!

Son realmente así los encuentros de egresados, no podría estar mejor descripto!
Son muy agradables tus artículos, seguiremos leyéndote.

Te saludaremos en el concurso.
Un afectuoso saludo.