domingo, 26 de diciembre de 2010

TRANQUILA, CARIÑO... LA MILI SOLO DURA UN AÑO


¿Alguien se acuerda de la mili?

¡¡ Síiiiiiiii !!

Ese secuestro legal que duraba un año, y que permitía a tu jefe (en caso de que estuviera harto de ti) aprovechar la circunstancia para contratar a  alguien que te sustituyera y a tu vuelta decirte eso de: “Mira-oye-que-mientras-no-estabas-hemos-comprado-unas-maquinitas-nuevas-y-ahora-ya-no-nos-haces-falta-así-que-a-tomar-por-saco”.

Las chicas no hacíamos la mili, no…

Hacíamos algo muchíiiisimo peor:

Escuchar aburridas  las batallitas de los chicos que SÍ hacían la mili.

Sí, porque si hasta los 20 años las conversaciones de los tíos giraban, por lo general, en torno a los coches, los automóviles y los vehículos, en el momento que les rapaban la cabeza y les colocaban el uniforme ya solo se hablaba de guardias, imaginarias y sargentos chusqueros. De este modo, el fin de semana del permiso se convertía en una tortura.

Tú te pegabas todo el mes esperando el momento de  ver a tu chico y, una vez que llegaba: ¿Qué hacía? ¿Invitarte a cenar al restaurante más romántico de la ciudad y después sobornar a su amigo el independizado para que le dejase una noche el apartamento, llevarte allí y hacerte el amor hasta que cayeses desmayada de placer?

¡Noooooooooooo!

Lo que hacía era quedar con unos colegas (y sus aburridíiisimas novias) en una cafetería con la tele bien grande para ver el Madrid-Barça, comerse una hamburguesa, hincharse a birras y hablar de la mili con sus amigotes mientras que tú soportabas como podías la delirante conversación de las aspirantes a señora de Tal, que aprovechaban los doce meses que duraba el servicio militar del susodicho para quedar e irse de tiendas; de tiendas de  muebles, de tiendas de sábanas, de tiendas de vestidos de novia….

De modo que cuando terminaba el partido y tu chico te metía en el coche para llevarte a algún sitio oscuro con la intención de echar un rápido y gélido polvo entre eructo y eructo (una hamburguesa y 10 ó 12 birras unidas a tres o cuatro horas en la misma silla dejan el estómago un tanto desajustado…), tú decidías vengarte dándole donde más le dolía….

Nada de sexo.
-“Llevas toda la noche hablando de mili, y a mí me has dejado ahí con esa cuadrilla de marujas, que me he aburrido como una ostra…
¿Y ahora te mosqueas porque no quiero sexo?”"
-“Pero, cariño, entiéndelo, son mis amigos, llevaba un mes sin verlos” (mentira, la mitad estaban haciendo la mili en la misma ciudad pero en diferentes cuarteles y te constaba que se veían casi a diario para emborracharse, y algunos -tú siempre confiabas en que no tu chico- incluso para ir de putas)-  te decía, señalando el bulto del pantalón y mirándote como el lobo disfrazado de abuelita miraba a Caperucita desde la cama.
Y tú…
- " Que no, que no tengo ganas… y además aquí hace mucho frío…
¡Llévame a casa!"

Y de ese modo se acababa el fin de semana romántico….

Y el del mes siguiente resultaba ser igual.

O peor.

Hasta que un día, aburrida de ver catálogos de Pronovias, le echaste un vistazo distraído a la pantalla…No estaba mal aquello del fútbol, no….
Sobre todo después de lo del huevo del Buitre…

Y pasaste de la manga abullonada al penalty, del escote palabra de honor al fuera de juego, del salón isabelino al córner, de Vittorio y Lucchino a Michel y Butragueño, del blanco roto al blanco merengue, del "Pronto" al "Marca", de Mª Teresa Campos a José Mª García…

En fin; que acabaste haciéndote forofa….

Tanto que quedabas con uno de los amigos de tu novio (el excedente de cupo) para ver los partidos de la Champions, que eran entre semana…
Y como a él, aparte del fútbol, le gustaba el tecno como a tí (tu novio lo aborrecía), los días en que no había partido os íbais a su casa a escuchar a los Depeche Mode y claro, una cosa llevó a la otra y en fin, la noche del España Malta os fuitéis por ahí a celebrarlo y...
La vez siguiente que tu novio vino de permiso, su amigo del alma el excedente de cupo y tú decidísteis citarlo en un bar tranquilito, pedirle un gintonic bien cargado, sentáos frente a él y... 

- "Oye, Javi"... -balbució el excedente:

"¿Te acuerdas hace seis meses, cuando te fuiste a Madrid, a la mili, que me pediste que cuidase de tu novia…..?"


Tu todavía novio asintió, los ojos bajos, oliéndose la tostada.

"Bueno, pues…" - siguió el fan de los Depeche-

"Esssssssssto….

El otro día….

En fin….

Ella estaba triste… Te echaba de menos…. Me llamó…. Se echó a llorar….

Intenté consolarla… Seguía llorando…. Le puse la mano en el hombro…. Seguía llorando….

La abracé…. Seguía llorando…. En fin, que al final le pasé la mano por la mejilla para secarle las lágrimas…

Estaba tan cerca…

Y es tan guapa….

Por cierto, tío, que tu jefe me llamó el otro día…

Necesitan a alguien para cubrir tu puesto.

...Sólo hasta que vuelvas.

Y el contrato en el taller se me acaba la semana que viene.

Y no me renuevan porque el dueño se jubila.

Y necesito el curro, porque, en fin, no estamos seguros todavía pero….

A ella no le viene la regla…

No te importa, ¿verdad, tío?

Es sólo hasta que vuelvas


Lo del trabajo digo….”

5 comentarios:

kaskero dijo...

El final ha sido buenísimo!!!! no me lo esperaba.
Por otro lado a mi todo eso de la mili no me ha pillado y no he tenido que sufrir eso de que se fuese algún novio a hacerla, pero tenía que ser una putada ara las chicas que no para ellos que se iban con los amigotes

mina dijo...

A ver... de todo había. Algunos lo pasaban francamente mal, llegando incluso al suicidio.

Y luego estaban los que se pegaban los doce meses borrachos como cubas; yo tuve un medio novio (que no tocaba en un conjunto beat, por cierto)que cuando venía de permiso, ya bajaba borracho del tren.
Sin embrago, otros aprovecharon el teimpo para aprender oficios, sacarse carnets de conducir por cuatro perras y cosas así.
Y casos como el que relato, de novias que cayeron en brazos de los amigos que se quedaban aquí, conozco más de uno... Que un año, cuando se tienen 18 ó 20 años, es mucho tiempo....

Fibonacci dijo...

Te he leido muy detenidamente en casi toda la pagina...me ha encantado y sorprendido...tienes un humor que me agrada...desde este momento tienes un seguidor más...referente a los colores de mi página, soy hombre de mal asiento y un dia lo cambio y otro tambien, los comentarios no me molestan cualesquiera que sean, para eso estan, y por lo demás, gracias...un besote.

Kellypocharaquel dijo...

Hola y muy agradecida Mina por tu visita a mi blog...Muy hermoso el tuyo y excelentes tus trabajos.
Feliz Año 2011!
Abrazos y besos
Raquel Luisa Teppich

Despotrikator dijo...

Yo entre prórrogas de estudos y que estoy medio cegañuto me libre de la puta mili... Pero está claro que no aproveché bien el tiempo porque ¡no me beneficié a la novia de ningún amigo! ¡Seré panoli! ¡Con lo bien que funciona la táctica del amigo sensible escuchante de cuitas varias! jajajaaj

Muy bueno el post un saludo