martes, 10 de abril de 2012

EL MEJOR AFRODISÍACO



Si el título te ha llevado a pensar que esto era un capítulo porno ya puedes ir quitándote las gafas de cerca , porque de eso nada monada. Y es que no voy a hablar de ostras, ni de caviar, ni de botellas de Dom Perignon languideciendo en cubiteras de plata sobre la cama de la suite más elegante de un hotel de lujo...

No, porque a un tío no le pone nada de eso...
Bueno, puede que sí... pero sólo al principio, cuando os acabáis de conocer y aún no ha llegado a la conclusión de que tu mejor amiga tiene las tetas más gordas que tú, o que donde esté ver un Madrid-Barça con los amigos que se quite una noche de pasión de las que te dejan dolorido para un mes, o de que la lencería sexy les sienta muchísimo mejor a las tordas del Victoria Secret que a tí.

Y es que en cuanto se aprenden tu anatomía les pasa como a los camioneros.. que tienen que pensar en cualquier cosa para no quedarse dormidos al volante. Y tú ya puedes llenar la casa de velas, preparar una cena suculenta, untarte los pezones con salsa de Doritos, perfumarte con Ballantines (mucho más excitante para un hombre que el Chanel nº 5 e infinitamente más barato) e incluso colocarte un piercing con la insignia del Madrid en pleno chichi, que el andoba va a pasar de tí...

Y no hay manera.. aquello ya no se recupera nunca... ni el cine erótico, ni la terapia del sexólogo, ni el intercambio de parejas... Nada puede hacer que él recobre el interés por tu persona.

Perdón...
Casi nada.

Porque si hay una cosa que hace que a tu pareja le parezcas la tía más excitante del mundo incluso en bata guatiné y pantuflas de felpa, ésa es que lo mandes a la mierda...

Porque mandar a un tío a paseo y que empiece a seguirte como un perro es todo uno...
De repente todo se transforma... te llama a todas horas, te bloquea el correo electrónico, te inunda el buzón del móvil, insulta a tus amigos del facebook, te espía a la salida del trabajo, te envía flores hasta provocarte una alergia, te manda mensajes a través de tus hermanas.... Y lo que es peor.. se dedica a desenterrar el pasado... a sacar a relucir esos primeros meses en que todo era de color de rosa...
¡¡Descubres que tiene memoria!!... cuando era incapaz de acordarse de tu cumpleaños...  pierde el interés por el fútbol, se apunta a un gimnasio...

Pero no te engañes... no lo hace porque te quiera...

¡Lo hace porque le aterra que te líes con otro!
Y lo que es peor... con otro que lo conozca.

Porque otra de las características que se dan cuando mandas a tu novio a freir espárragos es que sus amigos, en vez de consolarlo a él, lo que hacen es tirarte los tejos a tí... Y a un tío no hay cosa que más le reviente que pensar que esa mujer flacucha, sosa, desgarbada, tímida y aburrida que hasta hace cuatro días le dejaba tan indiferente puede acabar, desmelenada y desinhibida, ensayando el kamasutra con uno de sus amigos.

O con varios.

Y lo que es peor: contándole al personal lo mal que se lo hacía su ex en la cama.

4 comentarios:

Coccinellidae. dijo...

Jajaja, menos mal que no siempre ocurre así, sino menudo suplicio el de dejar a tu pareja. Bueno es cierto que el día que yo dejé...me prometieron el oro y el moro, pero claro era demasiado tarde. También es cierto que empecé a apagar el móvil 23h al día para encenderlo sólo cuando lo necesitaba, e mails...joer sí...no si al final has acertado en todo, hasta en los colegas que tiran los trastos! XD

Maria Jesus Blanco dijo...

jajajajajajja, una entrada muy divertida y en muchos casos más real que la propia realidad jaajjaaj

Un abrazo

Analogías dijo...

Bueno, pero todo eso es transitorio, hasta que vuelva a sentir que te tiene ahí...

Muy divertido tu texto.

mina dijo...

Sí.. lo tienes claro. La reincidencia es delito.